La Bota 5 de Amontillado Viejísimo “NPI”

Saca de enero de 2007
D.O.Jerez-Xérès-Sherry
22% alc.
Edición limitada a 200 botellas de 37,5 cl
Bodega: Miguel Sánchez Ayala S.A. Sanlúcar de Barrameda

05p

La quinta edición de la serie fue seleccionada al mismo tiempo que La Bota de Manzanilla que conformó la cuarta.

El más añejo de los vinos de la casa sanluqueña Sánchez Ayala se contiene en una viejísima bota que está rotulada con la leyenda “NPI”. Cuando el penúltimo capataz de la bodega, jubilado a inicios del siglo XXI, se incorporó a la bodega en los años sesenta del pasado siglo, ya había en su interior un amontillado muy viejo. Desde entonces, el vino prácticamente no se ha tocado (excepto una venencia de vez en cuando y alguna que otra botella para consumo familiar), de modo que la primera saca que merece tal nombre es la que el Equipo Navazos realizó en enero de 2007. La edad media del vino es difícil de establecer, pero con los datos anteriores y, sobre todo, a través de la cata, no quedan dudas de que se trata de un vino viejísimo, que puede rondar los 70 u 80 años de edad media, si es que no se acerca al siglo.

A menudo, quienes ven la bota en la bodega o se enteran de la existencia de este vino preguntan por el significado de “NPI”. En este caso, la explicación más plausible tiene poco de poética, y remite al parecer a la confesada ignorancia de uno de los dueños históricos de la bodega a la hora de clasificar o de establecer la edad de este vino: “Ni Puñetera Idea”, escribiéndolo finamente.

En cualquier caso, el resultado de décadas y décadas de envejecimiento es un vino quintaesencial, de salinidad extrema, complejísimo, poderoso a la vez que de cristalina estructura. Disfrútese despacio, casi mejor sin alimentos. Si acaso, unos frutos secos o un poco de queso curado pueden ayudar a suavizar el paladar entre sorbo y sorbo.

En esta saca se extrajeron 200 medias botellas, cantidad equivalente a un quince por ciento del contenido de la bota. El volumen extraído se repuso con otro amontillado muy viejo, a fin de asegurar la continuidad de este vino maravilloso.

No se admiten más comentarios