La Bota 50 de Manzanilla Pasada “Bota Punta”

Saca de enero de 2014
DO Manzanilla Sanlúcar de Barrameda
16,2% alc. – 50cl
Hijos de Rainera Pérez Marín
Sanlúcar de Barrameda

50

La Bota de Manzanilla Pasada 50 “Bota Punta” es una nueva saca de esa vasija cuasi mágica que desde hace décadas desempeña la tarea de imperturbable vigilante junto a la puerta de entrada de la bodega de La Guita en la calle Misericordia de Sanlúcar, que durante los siglos XVI a XIX fue Hospital de San Juan de Dios, antes de la Santa Misericordia. Es carácter de esta bota y su singular ubicación tienen tal fuerza que, en menos de dos años, la ya de por sí extraordinaria manzanilla pasada procedente de sus catorce botas hermanas con la que se repuso la saca precedente se ha convertido de nuevo en un vino insuperable. Un vino fuera de lo común, cuya complejidad y concentración, unidas a la frescura en el paso de boca propia de una auténtica manzanilla, lo convierten a nuestro juicio en miembro incuestionable del muy exclusivo club de los más grandes vinos del mundo.

Una característica que contribuye a hacer único este vino y darle un inigualable carácter biológico (intensas y aceradas sensaciones salinas en boca) es que las botas están llenas casi “a tocadedos”, muy por encima del nivel de 5/6 habitual en el Marco del jerez. De este modo, la lámina de levaduras (muy debilitada por la edad y por la escasez de nutrientes del vino) de estas vasijas no es tan extensa y puede mantenerse con el aporte de los escasos rocíos periódicos, cumpliendo su función de barrera entre el vino y el efecto intensamente oxidativo del aire. Por otra parte, la debilidad y la escasa superficie de la flor no alcanza a mantener un intenso efecto sobre la manzanilla, que evidencia algunas elegantes notas oxidativas, así como un inicio de elevación del grado alcohólico, en torno a 16%.

Esta “Bota Punta” ya ha protagonizado individualmente otras dos ediciones de la la serie, numeradas como nº 20 y nº 40. En los tres casos se trata de un vino muy especial, por supuesto con matices propios, pero siempre con profundidad difícil de encontrar. A menudo nos preguntan cuál es nuestra favorita de todas las ediciones que han salido hasta ahora de esta solera 1/15 (números 10, 20, 30, 39, 40 y 50 de “La Bota”), y a menudo contestamos abiertamente señalando alguna de ellas que hemos probado recientemente y que nos ha impresionado. Pero, casi invariablemente, la siguiente botella que abrimos, sea cual sea, nos vuelve a poner en dudas. De lo que estamos seguros en todo caso es de que esta edición nº 50 de La Bota de Manzanilla Pasada está sobradamente a la altura, tanto del listón que tan alto quedó fijado por sus predecesoras, como del carácter simbólico especial que tiene para nosotros llegar al número 50 de las ediciones de LA BOTA, ocho años y algunos meses después de que esta aventura comenzara, también en Sanlúcar, a finales de 2005.

No se admiten más comentarios